jueves, 10 de febrero de 2011

El país de nunca jamás .....


Quien no fue nunca un poco Peter Pan, quien no quiso ser por unos momentos ese niño que no quería ser adulto, que no quería convertirse en “mayor” y perder así todas sus ilusiones y juegos, quien no quiso tener a Campanilla como amiga y luchar contra el malvado Capitán Garfio…… y quien no quiso ser alguna vez Wendy para poder “volar”…………
Maravillosos relatos de Walt Disney que nos hizo disfrutar tanto durante tantas generaciones, que con su maravilloso mundo, que nos hizo llorar, reír a veces incluso sufrir con la malvada madrastra que encerraba a Cenicienta, o le daban la maldita manzana a Blancanieves, cuando veíamos las diferencias de Dumbo con los demás elefantes pero no le dábamos mayor importancia porque siempre había alguien que le defendía, incluso lloramos por la muerte de la mama de Bambi, bailamos con Balu en el libro de la selva y así un sinfín de escenas …….

Ahora siendo ya adulta y “mayor” evoco todas aquellas películas con las que crecí y me doy cuenta de que totas ellas todas y cada una de ellas hablaban del mundo real, de la realidad de los mayores, hablaban de la maldad, de la muerte, de la envidia, del odio…… pero sobre todo hablaban del amor, amor hacia los demás.

Todos y cada uno de los personajes de Walt Disney pueden perfectamente ser historias reales de la vida misma, solo que en la vida (en nuestra vida) no hay príncipes azules ni hadas madrinas, no hay defensores de las causas nobles, y si los hay simplemente se les fueron las ganas de seguir defendiendo el mundo de los mayores……….

Humanidad en estado puro, todo lo bueno y lo malo de nosotros mismos se refleja en cada una de las películas de nuestro entrañable Walt, a veces mirando atrás pienso en lo feliz que fui siendo niña, en que era la princesita de mis papas, pero como todas las princesitas se despiertan a la realidad de la vida y nos damos cuenta que este mundo no es un el mundo maravilloso que creíamos, que el país de nunca jamás es eso solo un país donde jamás pasa nada, donde la vida se desliza entre toboganes y risas ….. Donde el Capitán Garfio y sus secuaces son reprendidos y vencidos por el bien………..

Que maravilloso seria vivir en un país así, en un mundo lleno de paz, que es al fin y al cabo lo que todo ser humano quiere, pero qué difícil es conseguirlo porque siempre hay malvadas madrastras, brujas y demás personajillos del tres al cuarto que hace que nuestro mundo y nuestro país se desmorone…….

Por unos instantes volvamos a ese país al país de nunca jamás donde todo es maravilloso y donde la vida se desliza por un tobogán………….
Mañana será otro día y seguiremos luchando e intentando ser Cenicienta, Blancanieves o Wendy y sacar todo lo maravilloso que llevamos dentro………….

3 comentarios:

Hechizo de Luna dijo...

bueno voy a contestarte desde la ignorancia que sabes que tengo en estos menesteres.

Cierto es que este mundo no es el mundo de Walt Disney con todas sus historias buenas y malas y también es cierto que desde la inocencia de los años de nuestra niñez llorábamos y reíamos con todas esa historias que tu recuerdas, pero te diré algo que solamente es mi pensamiento: Ese mundo maravilloso del país de nunca jamas tenemos la obligación de recrearlo en nuestras vidas en nuestras vivencias, intentar volar como Wendy y luchar contra el capitán garfio, eso es lo único que nos va a mantener VIVOS y los personajes de nuestras HISTORIAS.

tqm mi niña.

Lobo Solitario dijo...

El mundo es así y no podemoshacer demasiado por cambiarlo. Sólo podemos hacer una cosa: Ser por y para siempre lo mejor que sabemos ser, dar lo mejor que tenemos dentro de nosotros y admitir que en ningun caso somos perfectos. Nadie lo es.

ecos de ubeda dijo...

me ha gustado muncho amiga quizas en estos dias necesitaba un escrito asi