martes, 30 de agosto de 2011

Naturaleza humana .......



Admiradora de la naturaleza del ser humano, admiradora y enamorada del talento de la belleza espiritual, esa belleza sutil que casi siempre enmascaramos por miedo o temor a ser rechazados y heridos, esa misma belleza que enamora a otro ser humano, la belleza que nos hace ser grandes y libres.


Enamorada de esas pequeñas cosas que ofrecemos cada uno de nosotros, adicta a los gestos, a las palabras a los sentimientos que fluyen constantemente y sobre todo siendo libre pensadora siento la necesidad de compartir mis pensamientos mis ideas mis temores y dudas …..
Siento que la vida fluye entre nosotros, acoplada a cada pensamiento a cada idea, que nuestra esencia nos hace débiles pero a la vez fuertes, que podemos ser sabios y como sabios erramos, que cometemos mil errores y aun así seguimos amando, sintiendo y soñando.
Luchando por nuestros ideales y sentimientos.

Que a pesar de las miserias del ser humano, del lado oscuro que todos poseemos, por el daño que podemos cometer, por los pecados que formar parte de nuestra esencia, a pesar las frustraciones, los odios y los rencores …………..

Sigo enamorada del ser humano, sigo pensando que podemos ser grandes siendo minúsculas partículas en este mundo, que podemos caer en un pozo sin fin y volver a resurgir de nuestras propias cenizas como el ave fénix………
Que podemos seguimos teniendo esa mirada inocente (aunque hayamos dejado de serlo), que podemos reír y llorar de felicidad o de dolor………

Sigo siendo admiradora del ser humano, sigo enamorada de nuestra naturaleza que aun siendo a veces perversa da lo mejor de sí misma………….
Si la existencia puede llegar a ser eterna, si nuestra alma, esencia o energía sigue después de haber cerrado nuestro ciclo vital, si seguimos siendo pasajeros del tiempo en esta vida o en otras venideras, seguiré admirando la naturaleza del ser humano, seguiré enamora de la belleza innata que fluye de cada uno de nosotros.

1 comentario:

Lobo Solitario dijo...

Bello, muy bello, mur propio e un alma sensible y curiosa a la vez.