martes, 28 de febrero de 2012

Mentiras arriesgadas,……..



Hoy me han puesto en un dilema….
¿Merece la pena luchar por aquello que amas y anhelas?
¿Puedes mentirte a ti mismo y negar la realidad?
¿Puede más el corazón que la razón ?
¿Se está porque se quiere estar o simplemente te dejas llevar?

Una gran disyuntiva se abre ante mí, ¿qué opción puedes elegir sin temor a errar?
No nos podemos mentir a nosotros mismos con lo que sentimos y por lo que luchamos, no podemos dejar que los demás actúen por nosotros.
Si lo hacemos nos arriesgamos a perder ya no lo que amamos ni lo que deseamos si no a perder nuestros propios valores y con ello nuestra libertad.

Me busco a mi misma en cada paso que doy en cada elección que hago ante la vida, si me miento a mi misma jamás venceré al miedo ………
Posiblemente sea una gran ilusa y me deje llevar por el sentimiento y por aquello que amo, quizás me este equivocando o quizás no……….
Pero siempre seré yo misma y actuare acorde con mi razón y mi corazón aunque por ello deje lo mejor de misma en el camino ……………

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La vida es un camino de errores y de ellos aprendemos. mucha veces nos equivocamos y otras acertamos. Me has echo pensar en quien puede mas si el corazón o la razón, a veces van a la par,otras no, en ese caso empiezan los problemas, pero pienso que casi siempre gana el corazón y por él nos dejamos llevar. No tengas tantas dudas, tu cabeza está muy bien amueblada !!
y sobre todo espero no haber sido yo quien te ha causado el dilema que dices tener, tu tienes las cosas muy claras.Petonets

tulipan negro dijo...

No,no has sido tú, todo lo contrario,bien sabemos las dos que cuando tomamos cafe salen muchas cosas de nuestro corazón y muchas de las veces dejamos paso a la razón...... y si por suerte o por desgracia tengo las cosas muy claras ..
Petonets

Anónimo dijo...

La razón y el corazón casi nunca van de la mano... El corazón pide cosas que la razón (y la soberbia y los intereses) niega.
¿Cuál es el mejor camino? ¿Quien lo sabe? El corazón tiene armas poderosas y es vehemente, la razón siempre nos guiará al sosiego y la desidia... Siempre buscará refugio seguro a salvo de tormentas... ¡Pero nos hará perder la adrenalina del riesgo y la pasión!
Yo no se quien tiene razón, pero si se lo que yo haría; y precisamente por esto puedo afirmar una cosa: Tulipan, eres una mujer muy valiente, incluso temeraria... ¡Ole tus cojones!